Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

EL OBSERVATORIO

Informe climatológico del año 1995

Octubre de 1995 fue un mes cálido y de altas presiones. La imagen de arriba es un mapa de Wetterzentrale con la topografía a 500 milibares (unos 5.500 metros de altitud) del 18 de octubre, bajo dominio anticiclónico. Las altas presiones se plasmaron en la gráfica del barógrafo de los días 17, 18 y 19 (abajo). Se rozaron los 920 milibares de presión real a la altitud del observatorio de Torremocha (994 metros).

Seco y cálido, 1995 sintetiza perfectamente el perfil climatológico de los años 90, caracterizado por una suavización general de las temperaturas respecto a los valores que se dieron en España a mediados del siglo XX. Asimismo, con sólo 284 litros por metro cuadrado (mm.) de precipitación total, representa bien el régimen pluviométrico de los años con escasas precipitaciones, tanto en forma de lluvia como de nieve.

Invasión de aire tropical en julio

La temperatura media en Torremocha fue de 11,1 ºC. Julio, con 21,6 ºC de media, fue el mes más cálido, y enero, con 2,8 ºC, el más frío. Tanto invierno como verano estuvieron en conjunto por encima de las temperaturas normales. Los registros extremos se dieron en los meses de julio y enero: la máxima absoluta, de 38,0 ºC, se anotó el 24 de julio, coincidiendo con la invasión de aire tropical que afectó de lleno a España durante la segunda quincena del mes y que generó una de las grandes olas de calor de los años 90, especialmente en puntos de Andalucía, donde se alcanzaron registros históricos de temperatura. La mínima del año, -11,8 ºC, se observó el 14 de enero, mes que puede considerarse normal en cojunto, incluido el escaso balance de 7,0 mm.en la precipitación.

Hubo 117 días de helada a lo largo del año. El periodo libre de las mismas abarcó de 22 de septiembre a 20 de mayo. Abril registró 16 días de helada, un número muy significativo para un mes primaveral. Su promedio de las mínimas fue de -0,4 ºC, algo notable, ya que no es habitual que sea negativo.

Máximo pluviométrico de origen tormentoso

Marzo, con sólo 1,0 mm. de lluvia, fue el mes más seco. El máximo pluviométrico correspondió a julio, mes en el que se recogieron 55,0 mm. En contrapunto a las escasas precipitaciones de la mayoría de los meses, las tormentas de julio dejaron el principal aporte de lluvia del año. Y no sólo eso, sino que la actividad tormentosa fue, realmente, el único motor de precipitaciones mensuales significativas, de forma que de mayo a agosto los cuatro meses superaron los 40 mm. de lluvia cada uno, mientras que durante el resto del año las cifras se movieron, salvo en abril (19,0) y diciembre (31,5) en sumas inferiores a los 15 mm. mensuales. Al final, la precipitación anual se conformó con 284 mm.

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com