Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

EL OBSERVATORIO

Informe climatológico del año 1991

Temperaturas del 3 de mayo a una altitud aproximada de 1.500 metros. Sobre España se aprecia una masa de aire frío en color verde. Heló diez días en aquel mes de mayo. (Wetterzentrale)

Curva de temperatura del 22 al 24 de octubre de 1991 en Torremocha. El 22 se observó una mínima de -7,2 ºC y a lo largo del mes hubo 13 días de helada.

El año 1991 es, junto a 1993, el más frío de la serie de Torremocha, con una temperatura media anual de 9,5 ºC. Los promedios de temperatura mensuales son, en general, los más bajos, aunque agosto marca la excepción con una cálida media de 21,6 ºC. A diferencia de años posteriores de la década de los 90 en los que la circulación atmosférica zonal fue la protagonista de una gran parte de las situaciones meteorológicas, en 1991 los meses invernales se caracterizaron por el patrón habitual del clima de España, es decir, estabilidad y calmas, con dominio del tiempo anticiclónico durante muchos días. En enero y febrero heló casi todos los días del mes, y ambos fueron fríos, con una media mensual de 0,9 ºC en enero y de 1,3 en febrero. Diciembre, con un promedio de 2,3 ºC, fue algo menos frío.

Respecto al verano, se puede considerar normal a pesar de las semanas cálidas que se dieron en agosto, que marcó un contraste con el resto del año. Las temperaturas extremas de 1991 se observaron en las siguientes fechas: 35,2 ºC el 21 de agosto y -13,2 el 15 de febrero. Se trata, por otra parte, del segundo año de la serie con mayor número de días de helada: un total de 150, que sólo supera 1993 con 151. La primera otoñal se registró el 3 de octubre y la última de primavera el 22 de mayo.

Heladas reiteradas en primavera y otoño

Un rasgo notable de 1991 concerniente al capítulo de las heladas fue el protagonismo que tuvieron fuera del invierno. Efectivamente, tanto la primavera como el otoño de este año fueron pródigos en fríos nocturnos, como acreditan estos datos: 17 días de helada en abril (5 más que en marzo), 10 en mayo, 13 en octubre y 22 en noviembre. Aunque como ya se ha visto los meses invernales fueron fríos, es evidente que estas anomalías de primavera y otoño constituyen una de las claves que otorgan a 1991 la temperatura media anual más baja de la serie. Otro dato de interés en esta misma línea es que el promedio anual de las temperaturas máximas es, en 1991, el más bajo de la serie: sólo 16,7 ºC.

Trienio con el mínimo térmico

En una visión de conjunto, el trienio 1991-1993 marca un mínimo térmico en la serie de Torremocha y supone un contraste con lo sucedido en la segunda parte de aquella década, en la que se elcanzaron las temperaturas medias anuales más altas.

Las precipitaciones se movieron en valores normales: 375,9 litros por metro cuadrado (mm.) en el total anual, muy ligeramente por encima de la media. Destacan los 82,4 mm. de diciembre, que ostenta el máximo mensual Le siguen abril con 57 y mayo con 56,8. El mes más seco, como muchos años, fue enero con un balance de 2,7 mm.

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com