Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

EL OBSERVATORIO

Informe climatológico del año 1988

Campos cercanos a sierra Palomera, en el término de Torremocha, en junio de 1988. El mes fue muy lluvioso y tormentoso, con 105,1 mm. de lluvia mensual. (Foto: Vicente Aupí)

En diciembre de 1988 el tiempo fue muy estable a causa de un perrsistente anticiclón invernal. La gráfica muestra las temperaturas de los días 15 al 18.

Siete décimas por debajo de la media, los 10,0 ºC de temperatura media anual hacen de 1988 uno de los años fríos de la serie de Torremocha. Se trata del primer año completo de observaciones en el emplazamiento actual de la estación meteorológica del Observatorio de Torremocha, en pleno campo, en unos terrenos cedidos por el ayuntamiento de la población, que se hallan a casi un kilómetro al noroeste del casco urbano y a la misma distancia del cauce del río Jiloca, situado al este de la estación.

Las temperaturas siguieron una pauta entre normal y fría en la mayor parte de los meses del año. Sólo enero fue claramente más cálido de lo habitual, con un promedio de 4,7 ºC y una media de las temperaturas mínimas positiva: 0,3 ºC. Del carácter templado de este enero da una idea la mínima absoluta del mes, que se conformó con un registro de -5,0 ºC, uno de los más altos de la serie. Debido a la bonanza global del mes, sólo heló 14 días. Febrero, con 3,0 ºC de temperatura media, tuvo un comportamiento dentro de lo normal, registrando 26 días de hielos.

Fríos de radiación en diciembre

Diciembre fue el mes invernal más frío, con 0,8 ºC de media, y un promedio de las mínimas bastante bajo: -6,8 ºC. En realidad, diciembre de 1988 mantuvo la mísma tónica que enero de 1989. Durante ambos meses fue notoria la estabilidad atmosférica forzada por la persistencia del anticiclón invernal que suele moverse en torno a la Península, y que propició fríos nocturnos por radiación durante todo el periodo comprendido entre principios de diciembre de 1988 y finales de enero de 1989.

Máxima absoluta del periodo 1985-2009

El verano de 1988 fue moderado, con días cálidos y noches relativamente frescas, ya que tanto julio como agosto registraron promedios de las temperaturas mínimas en el entorno de los 10 ºC. A pesar de esta moderación, en el verano de 1988 se registró la efeméride de máxima absoluta para el periodo 1985-2009: 39,8 ºC el día 28 de julio. En el momento de escribir este informe, a finales de junio de 2010, dicho registro sigue siendo el récord de calor para la estación de Torremocha, por lo que por el momento nunca se ha rebasado el umbral de los 40 ºC. A lo largo del año se registraron 122 días de helada. La primera helada otoñal se produjo el día 15 de septiembre y la última de primavera fue el 30 de abril.

Año con escasa actividad tormentosa

Las precipitaciones de 1988 están por encima de la media, con un balance anual de 428,3 litros por metro cuadrado (mm.). El máximo pluviométrico correspondió a junio, con 105,1 mm. En cambio, el trimestre julio-septiembre apenas mostró actividad tormentosa, con cantidades inferiores de 8,0 mm. o inferiores en los tres casos. Abril y mayo, ambos con balances mensuales superiores a los 82 mm., tambiuén destacaron por sus lluvias.

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com