Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

PORTADAS

Cita anual con la lluvia de las Perseidas

2011-07-27

Los astrónomos y observadores del cielo preparan su cita con la lluvia de meteoros de las Perseidas, uno de los grandes acontecimientos astronómicos de cada año. El fenómeno se produce todos los meses de agosto cuando la Tierra cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, cuyas partículas diseminadas por el espacio entran en la atmósfera y producen grandes estelas luminosas al quemarse por la fricción con el aire. Como en años precedentes, el máximo de esta lluvia meteórica está previsto para la madrugada del 12 al 13 de agosto, aunque en 2011 va a coincidir con la Luna llena, cuyo resplandor dificultará la visión de las estrellas fugaces menos brillantes, a diferencia de lo que sucede en los años en que el máximo de las Perseidas coincide con la Luna nueva, que permite la observación en condiciones de oscuridad total. Merced a dicha coincidencia, en 2011 es aconsejable no esperar a las fechas del máximo, ya que tanto durante la última semana de julio como durante la primera de agosto ya se producen numerosos meteoros. Dado que el 6 de agosto es el cuarto creciente, desde finales de julio es recomendable echar un vistazo al cielo durante la segunda parte de la noche, una vez que la Luna creciente se ha ocultado por el horizonte y la noche queda completamente estrellada. En España, las Perseidas son popularmente conocidas como Lágrimas de san Lorenzo, ya que esta lluvia de estrellas fugaces coincide con la celebración de esta festividad en numerosos pueblos y ciudades el día 10 de agosto. Además de la coincidencia con san Lorenzo, la popularidad de las Perseidas se debe a que tienen lugar en plenas vacaciones de verano para los habitantes del hemisferio norte, lo que se traduce en que sean la lluvia de meteoros más observada al hallarse millones de personas al aire libre durante las noches más cálidas del año. Las personas que deseen ver las Perseidas deben recordar que el fenómeno se observa a simple vista, ya que los prismáticos o los telescopios limitan el campo visual. Para observarlas bien se debe buscar un lugar con amplios horizontes y alejado de luces artificiales. Si es posible es mejor observar tumbado sobre el suelo o una hamaca para disponer del mayor ángulo visual. El punto central al que debemos dirigir nuestra mirada es la constelación de Perseus, en la que se halla el radiante de la lluvia.

 

VER EL ARTÍCULO COMPLETO

 

FOTO: Trazo de un meteoro durante las Perseidas de 2010 sobre la cúpula del Very Large Telescope (VLT) del European Sothern Observatory (ESO) en Cerro Paranal. (Foto: ESO/S. Guisard)

Índice de artículos

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com