Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

PORTADAS

Observar la Luna

2011-11-02

A simple vista, con prismáticos o con telescopio es el astro más generoso con el observador del cielo. La Luna está al alcance de los amantes de la astronomía casi todas las noches, en diferentes posiciones y horas, con grandes contrastes a pesar de su aparentemente grisáceo y monótono aspecto. Cráteres, mares, montañas y profundas fisuras se observan en detalle con telescopios sencillos a partir de unos 70 a 80 mm. de abertura, que nos permiten asistir a espectáculos mágicos como el de las sombras proyectadas por las muralas de los circos sobre el interior de los cráteres. Con sólo 3.476 kilómetros de diámetro, la Luna es un astro modesto, inferior en tamaño a otros satélites del Sistema Solar, como Ganimedes y Titán, pertenecientes a las cortes lunares de Júpiter y Saturno. Pero está más cerca que cualquier otro objeto celeste, a un promedio de unos 384.000 kilómetros, por lo que ofrece las mayores ventajas para su estudio a los aficionados a la astronomía. Los eclipses lunares, que se producen periódicamente, son un extraordinario fenómeno carente de peligro para el observador, a diferencia de lo que ocurre con los eclipses de Sol, que exigen el uso de filtros protectores. Prismáticos y telescopios suponen un un gran aliciente para el estudio detallado de la superficie lunar, pero a ojo desnudo se puede observa igualmente nuestro satélite para comprender la evolución de las fases lunares (nueva, creciente, gibosa, llena y menguante), así como para vislumbrar algunas de las figuras imaginarias que ha forjado sobre ella la imaginación popular, como el beso en la Luna. Por algo se trata del astro que más influjo ejerce sobre los habitantes de la Tierra, desde el hombre hasta las especies que regulan algunos de sus ritmos de vida a los ciclos lunares.

 

 

VER EL ARTÍCULO COMPLETO

 

 

FOTOGRAFÍA: Composición de siete fotogramas del eclipse total de Luna de agosto de 1989. La imagen central corresponde a la fase de totalidad, rodeada por la secuencia de avance de la sombra de la Tierra sobre la superficie lunar. Puedes ver más detalles sobre esta foto aquí. (Foto: Vicente Aupí)

Índice de artículos

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com