Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

PORTADAS

El Pirineo iridiscente

2014-09-04

Los lugareños conocen a la perfección el medio en que viven, pero los excursionistas y turistas suelen sorprenderse cada verano con algún aspecto del destino que visitan. En los Pirineos, las laderas norte y sur son dos universos diferentes. Quienes han visitado con frecuencia la vertiente española y pasan por primera vez al lado francés por la provincia de Huesca se sorprenden de la frondosidad de la vegetación, de la presencia constante del agua por doquier y del tamaño descomunal de los árboles. Aquí, el microclima no sólo aporta más lluvia y nieve, sino que el propio relieve hace de trampa orográfica y retiene la humedad ambiental, con nieblas muy frecuentes, lo que se traduce en un aporte permanente de agua. En este rincón de la cordillera es habitual el contrapunto de los días soleados con cielos azules en la parte española y la presencia de la boina nubosa cubriendo el cielo desde la frontera hasta el horizonte en el sector francés. Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes: el microclima del Pirineo español goza de más horas de sol, mientras que los franceses obtienen mucha más agua del cielo a cambio de la penitencia de no ver el astro rey durante varios días seguidos. Pese a ello, los días soleados en la vertiente francesa son un espectáculo mayúsculo por el juego de luces que alumbra el entorno. Allí donde el Sol esquiva las brumas, el Pirineo iridiscente surge ante el atónito observador gracias al efecto de perspectiva: como las cumbres están mirando al sur, la escena se contempla a contraluz, de forma que los rayos solares ensalzan el paisaje con una extraordinaria combinación de colores y destellos propiciados por la vegetación, el agua, las nubes y la línea del cielo.

 

FOTOGRAFÍA: Artouste, en la vertiente francesa de los Pirineos, amanece envuelto en la niebla. (Foto: Vicente Aupí)

Índice de artículos

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com