Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

EL OBSERVATORIO

Informe climatológico del año 2003

Imagen de satélite del 4 de agosto de 2003 en el sur de Europa. En la Península se aprecian los focos de los incendios forestales en la zona oeste. (Eumetsat, 2003)

Distribución de las temperaturas máximas en España en julio de 2003. (Mapa: Aemet)

Después de 1997, el año 2003 es el más cálido de la serie en el Observatorio de Torremocha, con una media anual de 11,5 ºC. Pese a ello y a que la tónica general del año fueron las temperaturas por encima de lo normal, el análisis tiene varios matices. El primero de ellos es que los meses invernales fueron normales en conjunto, aunque diciembre se mostró algo cálido. Enero y febrero, con medias mensuales de 2,0 y 2,4 ºC, respectivamente, se ajustaron a sus patrones típicos, incluyendo el característico régimen de heladas.

Un verano menos cálido que el de 1994

El segundo matiz es que, a diferencia de lo que sucedió en gran parte de España y del resto de Europa, el verano de 2003 no batió en Torremocha récords de temperatura ni fue el más cálido de su serie. En conjunto, el verano de 1994 supera claramente al de 2003, lo cual está directamente relacionado con la posición geográfica del Alto Jiloca, muy cercana al Mediterráneo. Cabe recordar, a este respecto, que 1994 fue, para muchas zonas de la mitad oriental peninsular, más cálido que 2003, como ocurrió en puntos de la Comunidad Valenciana y Murcia. El efecto föhn generado por los vientos de poniente fue, en este sentido, más eficaz para consolidar la anomalía térmica del verano de 1994, mientras que en el de 2003, las masas de aire tropical procedentes del interior de África tuvieron consecuencias muy notables en el sur, centro y norte del país, pero no tanto en la provincia de Teruel. Al menos no en comparación con los ponientes del estío de 1994, en el que la pauta fue similar a la que se dio en la cuenca mediterránea. Los datos lo avalan: en 1994 las temperaturas medias respectivas de julio y agosto fueron en Torremocha de 24,1 y 22,9 ºC, mientras que en 2003 julio dio 21,9 y agosto 22,5 ºC. A lo largo de la serie hay otros ejemplos de julio y agosto siumilares a los de 2003, pero lo sucedido en julio de 1994, con ese promedio de 24,1, es excepción.

Las temperaturas extremas del año fueron 36,0 ºC (los días 11 de julio y 3 de agosto) y -13,0 ºC el 18 de febrero. Aunque, como ya se ha comentado antes, en los meses invernales fue normal el régimen de heladas, éstas muestran una clara reducción en primavera y otoño, de forma que a lo largo del año hubo un total de 100 días. Sólo 2002, con 97 días de helada, muestra un dato menor en la serie. El periodo libre de heladas abarcó del 18 de abril al 5 de octubre.

Lluvias por encima de la media

Pese al comportamiento cálido del año, las precipitaciones fueron superiores a la media, con un total de 416,3 mm. en el balance anual. La mayor precipitación mensual correspondió a mayo, con 82,7 litros por metro cuadrado (mm.). El segundo mes más lluvioso fue octubre, con 65 mm., y el tercero, agosto, que no sólo no batió récords de temperatura, sino que mostró su carácter claramente tormentoso, dejando una precipitación de 52,8 mm.

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com