Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

EL OBSERVATORIO

Informe climatológico del año 2002

Lluvias y tormentas sobre la mitad oriental peninsular el 7 de mayo de 2002. (Eumetsat, 2002)

Curva de temperatura de los días 18 al 20 de diciembre de 2002 en el observatorio de Torremocha. Las bonanzas, con ausencia de heladas nocturnas, fueron constantes en diciembre de 2002.

Los fríos rigurosos no se dieron en el año 2002. Sólo hubo 97 días de helada (el registro anual más bajo de la serie) y el termómetro no descendió de los -10 ºC. Es el único caso, desde el inicio de las observaciones en 1985, en el que la tenperatura mínima absoluta anual es superior a los -10 ºC. El dato corresponde al 27 de enero, en el que se registraron -7,8 ºC, la mínima anual más alta de toda la serie. En los 24 años restantes todas las mínimas absolutas son iguales o inferiores a -10,0 ºC. La explicación de este hecho se resume en el dominio de los vientos templados de origen atlántico que caracterizaron las situaciones meteorológicas durante los meses invernales de 2002, que fueron muy suaves, especialmente febrero y diciembre, cuyas temperaturas medias mensuales fueron de 6,4 y 5,8 ºC, respectivamente. En diciembre, la ausencia de las habituales noches despejadas de invierno redujo el número de días de helada a 12.

Máximo de temperatura en el solsticio de junio

La temperatura máxima absoluta del año correspondió al mes de junio: el día 23 se alcanzaron los 36,0 ºC. Como ha sucedido algunos años, los calores más intensos fueron escenario del solsticio de verano, mientras que los meses de julio y agosto fueron más bien frescos, en la línea de moderación global que mostró 2002 a pesar de que, con una media anual de 11,0 ºC fue cálido en su conjunto. La media de julio fue de 19,5 ºC, y la de agosto se quedó en 18,5 C. La primera helada otoñal se produjo el día 1 de noviembre y la última de primavera el 24 de mayo.

Verano fresco y tormentoso

La moderación térmica estival de 2002 estuvo asociada al comportamiento lluvioso y tormentoso de buena parte de la estación, sobre todo en el mes de agosto. En realidad, el semestre de abril a septiembre fue húmedo en conjunto, superándose el umbral de los 60 litros por metro cuadrado (mm.) de lluvia mensual en abril, mayo y agosto, que con sus 60,4 mm. fue el mes con mayor precipitación. Un dato significativo de este mes de agosto es la suavidad de las temperaturas diurnas, que se concretó en un promedio de 26,2 ºC en las temperaturas máximas. Algunos de los episodios tormentosos de la segunda quincena de agosto causaron el desbordamiento de ramblas, con las consiguientes inundaciones, en algunas zonas del valle del Jiloca. La precipitación anual sumó 424,7 mm., claramente por encima de la media.

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com