Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

CIELO Y TIERRA

La constelación inversa
del delta del Nilo

Imagen nocturna del delta del Nilo y sus alrededores, captada el 28 de octubre de 2010 desde la Estación Espacial Internacional. (Foto: William L. Stefanov, NASA-JSC)

12
NOV
2010

El valle del Nilo fue uno de los observatorios astronómicos más importantes de la antigüedad. Sus habitantes conocían perfectamente los movimientos de la bóveda celeste, que les sirvieron para averiguar los cambios de estación. El verano era anunciado por la ascensión helíaca de la estrella Sirius, la más brillante del firmamento nocturno, que en el mes de julio reaparece al amanecer sobre el horizonte este tras haber permanecido oculta detrás del sol en las semanas próximas al solsticio de junio. La constelación de Canis Major, a la que pertenece Sirius, era, junto a la de Orion, uno de los iconos del firmamento egipcio. Ahora, en el siglo XXI, la Estación Espacial Internacional (ISS) ha permitido, como si el hombre dispusiera de un espejo cósmico, retratar el lado contrario al del firmamento nocturno, inmortalizado en esta foto nocturna del delta del Nilo. El río aparece jalonado por las luces de las aglomeraciones urbanas, entre las que destaca la poderosa contaminación lumínica de El Cairo. Es lo que el escritor turolense Antonio Losantos llama "la constelación inversa", la que tenemos en nuestro propio planeta y que cada vez dificulta más la visión de las estrellas en el cielo.

 

Índice de artículos

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com