Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

CIELO Y TIERRA

"Blizzard" en Estados Unidos y verano ciclónico en Australia

Decenas de vehículos atrapados por la nieve en una de las principales autovías de Chicago el 2 de febrero de 2011. (Foto: Abel Uribe/Chicago Tribune)

4
FEB
2011

El año 2011 se recordará en muchos lugares del planeta por los impactos meteorológicos. En el henisferio norte, el invierno 2010-2011 se considera ya uno de los más crudos del último medio siglo, con temporales de nieve y frío en toda Europa. Y en el hemisferio sur, enero dejó un rastro de destrucción en Brasil y Australia, países que han sufrido castastróficas inundaciones durante el verano austral, con centenares de víctimas mortales y un impacto económico y social muy grave. Las lluvias torrenciales del estado australiano de Queensland son las más intensas en un siglo y parecen estar asociadas a la influencia de La Niña, la réplica fría del fenómeno conocido como El Niño. Capitales como Londres y París, que no pueden considerarse frías, han visto la nieve varias veces, y en países como Polonia el impacto de las bajas temperaturas ha sido extraordinario. No hay certeza sobre ello, pero el mínimo solar de 2008 y 2009 podría explicar una parte de las glaciales condiciones que se están dando en los últimos inviernos en el hemisferio norte. En España, donde la primera quincena de enero fue anormalmente cálida, se sufrió durante la segunda quincena del mes la ola de frío más notable desde el año 2005, con un acusado protagonismo de las llamadas heladas negras, popularmente conocidas entre la gente del campo. Estas heladas deben su nombre a dos factores: uno es que no se ven, no dejan huella visible porque el aire es tan seco que no aparece la escarcha ni el tapiz blanquecino habitualmente formado por el hielo. Y el otro es que el frío destruye las partes internas de los vegetales, que reaccionan con la formación de necrosis en sus tejidos internos. Pero los fríos que vive España no son comparables a los que han afectado a otros países durante este invierno 2010-2011. La atmósfera parece no dar tregua: llegado el mes de febrero, sobre Estados Unidos y México se ha abatido una de las peores invasiones de aire polar en varios decenios. La ciudad de Chicago ha quedado enterrada bajo la nieve por un extraordinario blizzard, mientras que en algunos estados como Colorado y Nuevo México se registraban récords de frío.Australia, a su vez, ha sufrido un segundo envite de este violento verano austral al ser sacudida por el ciclón tropical Yasi. Aunque todos los años se producen graves inundaciones o temporales en algún lugar del planeta, lo de 2011 será difícil de olvidar para muchos países.

Índice de artículos

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com