Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

CIELO Y TIERRA

Los anillos de Saturno recuperan su esplendor

Composición fotográfica que muestra el ciclo de vaivén de los anillos de Saturno. (Foto: NASA/STScI/AURA,: R.G. French-Wellesley College, J. Cuzzi-NASA/Ames, L. Dones-SwRI, J. Lissauer-NASA/Ames)

29
MAR
2011

Saturno, el señor de los anillos, aparece esta primavera con su máximo esplendor. Este gigante gaseoso, el segundo planeta más grande del Sistema Solar, será visible durante la mayor parte de la noche tras alcanzar la oposición el 4 de abril. En astronomía se dice que un planeta está en oposición cuando desde la perspectiva de la Tierra se halla en el lado contrario al del Sol. Cuando éste y un planeta están en la misma perspectiva se dice que están en conjunción. Pero Saturno, además de entrar en oposición este mes de abril, vuelve a mostrar ahora sus hermosos anillos después de que en 2009 desaparecieran a la vista de los telescopios debido al ciclo de vaivén que los situó de canto, al apuntar el plano de los anillos en la dirección del Sol y la Tierra. Este ciclo, que dura 29 años y medio, se traduce en diferentes inclinaciones de Saturno para un observador terrestre, y depende de la combinación de movimientos del gigantesco planeta y del punto de la órbita en el que se encuentre la Tierra. La perspectiva cambia y, por ello, transcurren 29 años y medio entre ambos extremos del ciclo, lo que supone que cada 15 años aproximadamente los anillos no se vean lo suficientemente ladeados como para apreciarlos visualmente, sino que únicamente se percibe por el telescopio una delgada línea a ambos lados del disco planetario. Esto es lo que ocurrió en 2009, pero dos años después, Saturno y la Tierra han cambiado sus posiciones lo suficiente para que los anillos queden inclinados de nuevo y se perciba la imagen del mágico planeta con el esplendor que ha fascinado a todos los astrónomos a lo largo de los siglos. Aunque Galileo fue el primero en observalos, su tosco telescopio le impidió reconocer la verdadera naturaleza de los anillos, que Christiaan Huygens fue el primero en postular en el siglo XVII. No necesitas grandes telescopios para observar los anillos de Saturno. Basta con un instrumento sencillo, incluso con aberturas de 60 a 80 mm., pero con una montura robusta que permita cierta estabilidad en la imagen. Se ven bien a partir de unos 70 u 80 aumentos.

Índice de artículos

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com