Estrellas y Borrascas

WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DEL POLO DEL FRÍO DE TORREMOCHA DEL JILOCA

CIELO Y TIERRA

El Sol en la lejanía

El Sol, fotografiado con un filtro protector. Los puntos oscuros son manchas solares, cuyo número varía con el ciclo de actividad que dura unos 11 años. En el máximo aumentan las manchas y en el mínimo disminuyen o desaparecen. (Foto: Vicente Aupí)

3
JUL
2011

Estos primeros días de julio la Tierra alcanza su mayor lejanía del Sol. Estamos en el afelio, que se concreta en una distancia máxima superior a los 152 millones de kilómetros el 4 de julio, cuando empieza la estación cálida en el hemisferio norte y el invierno toma fuerza en los países australes. El periplo de nuestro planeta alrededor de su estrella madre se repite cada año, de forma que a principios de julio la distancia es máxima y en enero llegamos al perihelio, el punto más cercano, aproximándonos a poco más de 147 millones de kilómetros. La influencia sobre el clima de estos cambios es muy pequeña, y queda totalmente enmascarada por el factor determinante de la inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto a su plano orbital (eclíptica), que marca las cuatro estaciones del año y el hecho importante de que sean contrapuestas en ambos hemisferios: el invierno boreal coincide con el verano austral y viceversa, y la primavera en cada hemisferio es simultánea al otoño en el otro. Los estudios del clima acreditan que, en una visión global, el invierno y el verano son más moderados en el hemisferio sur que en el norte gracias a la gran superficie de agua que abarcan mares y océanos. En la gran franja sólida del hemisferio boreal, la respuesta térmica es más rápida y acusada en ambas estaciones, mientras que en latitudes australes los océanos amortiguan esa respuesta. La excepción es la Antártida, donde sus peculiares condiciones geográficas, incluida la gran altitud de la plataforma helada, contribuyen a intensificar los excepcionales fríos del Círculo Polar Antártico. Es probable que la coincidencia del invierno austral con el afelio también influya levemente en ello. Estos días, además, el Sol aparece un poco más pequeño en el cielo a causa de esa lejanía, aunque eso parece desmentirlo en el hemisferio norte la inminencia de la canícula.

Índice de artículos

"Aun a pesar de tener relojes rotos en los baúles, en las Nubes de Magallanes se guardan los más absolutos y recónditos momentos"

Carmen Cortelles

Estrellas y borrascas
Todos los derechos reservados.
© Vicente Aupí. Salvo indicación en contra todos los textos y las fotografías son del autor. Su uso o reproducción sólo se permite mediante la correspondiente autorización previa.
CONTACTO: vaupi@estrellasyborrascas.com